Ciudadanos Mayores Rindieron Tributo Al 4 De Julio

Publicado en July 28, 2011 por

A las 9:00 en punto de la mañana, los visitantes arribaron para celebrar el día de la independencia en el “South Norwalk Senior Center” (Centro para Personas Mayores del Sur de Norwalk), mientras los residentes estaban esperando. Era un grupo de ciudadanos mayores de la gran diversidad que vive en Norwalk. La felicidad brilló en sus ojos, y el espíritu de la libertad chisporroteó en el salón del comedor.

Como estaba programado, cada primer y tercer martes del mes, desde las 9:00 hasta las 11:00 am, Mrs. Mary Ann G. Fleetwood, una enfermera titulada de Visiting Nurse & Hospice of Fairfield County, estaba allí tomando la presión arterial de los ciudadanos mayores. Mary Ann, una profesional dedicada y amable, declaró que tenía tres nietos y disfrutaba sirviendo a la comunidad con los programas de salud que proporcionan cura y alivio a la gente de la comunidad. Los exámenes son gratis, y los resultados se dan al momento. Las enfermeras visitantes de la Comunidad de Salud van a New Canaan, Weston y Westport. Maryann dijo también que ella visita los hogares. Para más información acerca de estos estupendos servicios que han venido previniendo numerosas muertes y hospitalizaciones, los interesados pueden visitar http://www.visitingnurse.net o llamar al (203) 762-8958.

Después de los servicios de la enfermera visitante, las personas de la tercera edad estuvieron conversando, tomando fotos, escuchando música, cantando y bailando. Mrs. Gulbanu Lalani, quien vive en el complejo de viviendas desde 1990 y es nativa de Tanzania, África del Este, dijo: “Yo amo vivir aquí, todos son muy amigables,” y agregó que la encargada de su cuidado, Paola, era una persona muy buena, y también dijo que ella ayudó a su sobrina a venir a vivir allí. Su sobrina, Roshan Saleh, corroboró que aterrizó en el aeropuerto y vino directamente para el complejo donde vive ya por 15 años, sintiéndose muy feliz también.

El señor Dale Butler, un residente por tres años afirmó que fue presidente de la asociación de inquilinos del complejo. Él y su esposa, Ruth, quienes planean sus bodas de plata, desayunan en regularmente en el restaurante ecuatoriano adonde el señor Butler trae a sus amigos para pasar un buen rato. Él habló acerca de las reuniones y almuerzos que conduce cada otro mes, cumpliendo actividades de su asociación. La pareja, también afirmó que disfruta viviendo en el Complejo de viviendas y llevándose muy bien con todos los miembros del centro de personas mayores. La mayoría de los residentes confirmaron que vivían felices allí. Ellos se veían contentos y cómodos. Parecía que los excitantes programas que ofrece el centro de mayores, mantiene la mente de nuestros ciudadanos mayores en constante despertar, mientras los recuerdos y la nostalgia que comparten fortalecía sus espíritus.

Cuando el péndulo anunciaba la hora del almuerzo, los miembros hispanos del centro de mayores, quienes eran colombianos, peruanos y algunos de Bolivia y México, estaban disfrutando la fiesta del 4 de julio, el día de la independencia de su patria adoptiva, que ha sido su hogar por muchísimos años. El señor José Montoya, colombiano residente de otro complejo, expresó que ha estado visitando el centro de mayores del sur continuamente por dos años. Dijo que ellos disfrutaban todos los placeres sociales como el bingo, dominó, el juego de bowling wee, charla de café, helado social, clases de relajación, aeróbicos, ejercicio, viajes, como el de Port Jefferson, y los pequeños viajes de compras en bus. Adicionalmente, Manuela Moya, del Perú, indicó que le gustaba el Centro por su extraordinario ambiente familiar lleno de buena gente y su balanceada y saludable comida. Además, María Correa, colombiana, dijo haber estado yendo y viniendo de visita durante los últimos diez años para beneficiarse de las fiestas, los viajes y la amistad.

Además, mientras tejía un cobertor blanco, la colombiana María del Carmen Posada, indicó que donó su trabajo a la Casa Malta, donde las madres solteras de Santo Tomás tendrían el privilegio de usar los tejidos que confecciona. Ella dijo: “mi madre me enseñó a tejer cuando tenía cinco años, pero para ganarme la vida me he dedicado a ser maestra por catorce años en Stamford.”

Mientras tanto, Giovanna Ramirez, Coordinadora de los hispanos del Centro, le puso sabor adicional a la celebración al introducir el tema de las 100 preguntas sobre la historia de Estados Unidos, una prueba requerida por los servicios de naturalización. Los mayores que dieron las respuestas correctas ganaron premios. La primera pregunta, hecha en inglés, tuvo eco en la sala entera: “¿ Cuándo fue declarada la independencia de Estados Unidos?” William Loughlin, un residente del complejo, respondió, “El 4 de julio de 1776;” él acertó y ganó el primer premio durante el concurso. La Sra. Ramírez hizo la misma pregunta en español, Manuela Moya, del Perú, tenía la respuesta correcta y ganó otro premio. Las personas de la tercera edad estaban muy interesadas en el cuestionario y practicaron sus habilidades de aprendizaje mientras celebraba el 4 de julio en la intimidad de su centro.

Anuncio
#
Anuncio
#