Con ‘Formula 63’ — Junta de Educación de Bridgeport Cede al Estado

Publicado en July 13, 2011 por

En una concurrida reunión la Junta de Educación de Bridgeport cedió el control al Estado. Pese al esfuerzo de los miembros María Pereira, Sauda E. Baraka y Bobby Simmons, la mayoría optaron por ceder la operación del cuerpo educativo al estado. Dichos miembros presentaron varias mociones intentando buscar alternativas para encontrar soluciones a los problemas- incluyendo una vista pública con los padres y la comunidad, pero todas las mociones fueron derrotadas con votación 6-3.

La votación con margen de 6-3 dentro de la Junta de educación es comúnmente referida en forma de burla por los activistas y la comunidad, como Formula 63. La razón es que en más del 95 por ciento de las reuniones, las mociones hechas por Pereira, Baraka o Simmons son derrotadas por margen de 6 a 3.

Los miembros que usualmente votan en coalición y a favor de la admnistracion son Leticia Colón, Delores Fuller, Nereyda Robles, Thomas Cuninham, Barbara Bellinger y Thomas Mulligan. El consenso es que los componentes de la coalición de seis, están de alguna forma ligados a los intereses de la alcaldía o el departamento de educación. Y por lo general votan de acuerdo a como se le indique.

Al empezar la reunión, la presidenta Barbara Bellinger dijo “ Esta junta de Educación ha probado que no puede buscar los mecanismos para que los estudiantes obtengan la educación que ellos merecen. “Tenemos que poner la educación de los estudiantes antes que todo”, dijo.

En una declaración que fue leída a cerca de 300 personas de la audiencia, Baraka, Pereira y Simmons se quejaron de la forma clandestina en que se organizó la reunión en la cual se presentaría la resolución de ceder la junta al estado. La carta pidió una reunión de la junta el Martes 5 de Julio. La misma fue entregada a la oficina de “City Clerk” de la ciudad a las 4:45pm, el Viernes 1ro de Julio. La declaración alega que la decisión de enviar la carta al final del día, fue tomada de tal forma para que quienes pudieran oponerse, no tuviera tiempo de hacerlo. Ya que la petición fue hacha el fin de semana del 4 de Julio.

En la reunión se presentó la resolución la cual fue aprobada con votación 6-3. Al siguiente día fue sometida a la comisión estatal de educación. La cual pasó la resolución con votación de 5-4.

Miembros de la comunidad dijeron que apelarían la decisión porque piensan que es inconstitucional. María Pereira representante del Partido de la Familia Trabajadora “ Working Families” dijo en entrevista exclusiva para el “Fairfield County Independent” que los miembros de la junta son electos a través del voto. Por tal razón antes de tomarse una decisión como la que se tomó era necesario darle participación a los residentes.

El código del estado 10-223E autoriza a la Junta Educativa Estatal a asumir control de un cuerpo educativo a nivel municipal si este no está funcionando adecuadamente. El código también especifica que antes del estado tomar tal acción, el cuerpo municipal debe agotar todos los recursos disponibles para resolver los problemas. Incluyendo una sección de entrenamiento.

Sauda Baraka, miembro del Partido de la Familias Trabajadoras, “Working Families” dijo que varias veces trató de realizar reuniones para presentar soluciones. Pero nunca recibió una confirmación.

Gwen Samuel la fundadora de La Unión de Padres de Connecticut “ Connecticut Parents Union” se reunió con varios padres, activistas y personas de la comunidad después de la junta haber tomado la decisión unilateral. Samuels dijo que se está explorando la posibilidad de organizar un capitulo en Bridgeport.

Deborah Stevenson una abogado de Southbury estuvo presente en la reunión como asistente legal. Stevenson expresó dudas por la posible ilegalidad de la forma en que se decidió entregar la junta al estado. Dijo que debe investigarse si la decisión es inconstitucional- y de acuerdo a la legalidad o ilegalidad del proceso, proceder legalmente.

“The Fairfield County Independent” le preguntó a Leticia Colón, miembro de la junta, por que votó a favor de ceder la Junta al estado. Colón declinó contestar. Otro miembro de la junta, Thomas Mulligan ,contestó que las diferencias entre los miembros eran irreconciliables. En ese sentido, María Pereira dijo que en un cuerpo político siempre hay debates. Expresó que el miembro que se sentía insatisfecho con el debate, tenía la opción de renunciar. Es inmoral tomar una decisión tan importante sin consultar el pueblo”, dijo.

La audiencia encontró de mal gusto que en la reunión no se encontraban presentes ni el Alcalde Bill Finch ni el Superintendente John R. Ramos, Jr. Mary Jane Foster candidata a alcalde dijo “eso demuestra donde están las prioridades de ellos. Es inconcebible que las dos personas principales en una decisión sin precedentes, se hayan ausentado en tan importante reunión. Si ellos fueron quienes sugirieron la resolución, debieron estar presentes para contestar las preguntas de los residente”

Un grupo de activistas de Bridgeport se reunieron para planificar acciones por la decisión tomada. El consenso es que la decisión restringe la autoridad de los miembros que estuvieron en contra de la propuesta y la decisión. También se dice que los residentes de Bridgeport fueron excluidos de sus derechos. Debido a que los miembros de la junta de educación representan una posición electa- y por tal razón son los votantes los que deben decidir los destinos de la misma.

John Gomes candidato a la alcaldía en las elecciones de Noviembre de 2011 dijo: “ En su campaña antes de ser electo, el alcalde Bill Finch prometió reembolsaría a los dueños de casa $600.00 por los impuestos pagados. Nunca cumplió con esa promesa. Ahora ha abandonado 23,000 estudiantes que son parte del sistema escolar, al cederle el control al estado. Ni el alcalde ni el Superintendente de escuelas John R. Ramos, jr. han demostrado el liderazgo necesario para buscarle soluciones a la crisis de educación.” Gomes tiene 4 niños en el sistema escolar de Bridgeport
Gomes dijo también que si el alcalde de verdad está tratando de economizar, por qué no elimina los $9,000.00 que cada concejal recibe para refrigerios. El concejal Bob Walsh ha declinado recibir ese dinero porque piensa no es necesario. Otras ciudades no ofrecen tal beneficio. Norwalk solo les provee $500.00 a los concejales para ese propósito.

Charlie Coviello, un activista y aspirante a la alcaldía dijo que todo ha sido parte de una maniobra del alcalde Finch. Expresó que en Noviembre los residentes tendrán la oportunidad de elegir candidatos para la Junta de Educación- y existen muchas probabilidades de que el pueblo elija nuevos candidatos. Porque han visto el mal funcionamiento de dicho cuerpo.

Finch dijo que la presidenta de la Junta Barbara Bellinger se dirigió a el hace varios meses y le dijo que estaba cansada de la falta de respeto de algunos miembros hacia ella. Dijo que otros 5 miembros también se dirigieron a el notificándole que estaban considerando renunciar o no buscar reelección. Se alega que el alcalde y algunos miembros de la junta se han estado reuniendo con el Gobernador Dannell Malloy para hablar sobre la situación de la junta.

Tres de los miembros de la Junta: Sauda E. Baraka, María Pereira y Bobby Simmons expresaron que nunca fueron invitados a reuniones con el Gobernador para hablar sobre la situación.

Ambos, el alcalde Bill Finch y el Superintendente de escuelas John M. Ramos, Jr. expresaron que la decisión tomada es la mejor. Porque es necesario atender las necesidades de los niños.

Anuncio
#
Anuncio
#